¿Qué quieres?

¿Quieres saber cómo debes encaminar tus Metas Personales para que se materialicen? ¡Atent@ a las siguientes líneas!

———————————-

¡Tus sueños son Energía! ¡Tú eres Energía!
Uno de los más grandes científicos de la historia, Albert Einstein (premio Nobel de Física en 1921) creó la formula de la Energía E=mc2 y fue tan transgresora que Einstein asociaba la Energía con la Materia.

¡Y no sólo la relacionaba, sino que dijo que una se podía transformar en otra!
Según Einstein, la Energía no se destruye sino que se transforma: Todo Es Energía. Se divide en Energía Libre o Energía Concentrada. Tus pensamientos, mediante el principio del mentalismo, dirigen la Energía Libre hacia una dirección y la Ley de la Atracción la atrae hacia sus semejantes.

Cuando la Energía lleva mucho tiempo concentrándose en un punto, ésta se materializa y podemos verla. Lo creas o no, así es como se cumplen nuestros sueños.

Quiero que reflexionemos bien sobre esto y descubrirás que todo cuadra en tu mente. Si llevas tiempo leyendo acerca del éxito, el logro, el desarrollo personal… comprobarás que se insiste en la creación de Metas Personales, en ponerlas por escrito y revisarlas para tenerlas muy presentes en nuestro día a día.

Entonces si se habla de ello,

¿Por qué cuesta escribir y revisar nuestras Metas?
Las 4 creencias más comunes que he escuchado en estos últimos años han sido:

– Con que lo piense, es más que suficiente.
– No creo que tenga tanto poder y fuerza escribirlas.

– Las he escrito, pero no se ha convertido en realidad.
– Las escribí, sin embargo tan sólo he conseguido una parte de lo preestablecido.

Estos días hemos trabajado en el Pensamiento, Elección, Decisión y Acción. Después de profundizar en cada uno de ellos, los pasos que hay que trabajar ahora se basan en escribir las Metas Personales y darles forma hasta conseguirlas. Sin embargo, un dato a tener en cuenta es que hay que definirlas de un modo muy claro.

Nuestro cerebro trabaja con imágenes y emociones. Cuando uno dice cosas como:

“Yo sí sé lo que quiero, quiero ser rico”
“Quiero ser Feliz”
“Quiero una pareja que me ame”
“Quiero tener una vida tranquila”
“Quiero tener trabajo”
“Quiero tener dinero”
Son Metas tan poco específicas que tu mente no puede identificar ni tampoco entender. Seguramente que si te paras un poco y observas tu propia situación te darás cuenta de que tienes dinero—no has especificado cuanto— por lo que alguna moneda de céntimo seguro que tendrás por casa y eso, ya es dinero.

La vida es como un buffet libre donde puedes elegir lo que quieras y hay abundancia de todos los tipos de comida. ¿Quieres profundizar más? Pues atento:

Imagínate que hay para elegir más de 100 especies de pescado y tú, le dices al camarero: “Quiero pescado”. El camarero elige uno de los más de cien y lo trae a la mesa. Cuando lo ves, le replicas: “No, no, esto no es lo que quiero”. Sin embargo la idea clave es:

¿Te ha traído pescado?
Obvio que sí. Entonces tus deseos están cumplidos. ¡¡AH!! ¿No era ese el pescado que querías? Pues, ¿cuál quieres de esos cien?

El mundo funciona así. No significa que el Universo no esté respondiendo y no te esté trayendo lo que pides. El problema no es el Universo ni sus leyes (esas son exactas), el problema es que no pides con exactitud o estás condicionado a nivel subconsciente para obtener lo contrario.

Así que el primer paso es que debes tener claro es:

¿Qué quieres?
Dibújalo con con todo lujo de detalle, porque cuando nos enfocamos en nuestras metas, dirigimos nuestros pensamientos, decisiones, elecciones y acciones a una misma dirección. Ese enfoque hace que vibremos en esa misma frecuencia y atraemos esa posibilidad a nuestra vida.

¿Cómo hacerlo?
  1. Lo primero, dibujar la Meta Personal.
  2. Marcarse una fecha límite para alcanzarla.
  3. Agregar una lista de todo lo necesario y señalar pequeños hitos en el camino.
  4. Buscar un ejemplo y/o mentor que lo haya conseguido.
  5. Comprobar lo que puedes delegar de dichas tareas que hay que realizar.
  6. Recordar a diario tu Meta y cuando surja una posible conversación con personas que puedan aportarte un mensaje que te ayude, no desperdiciarlo.
  7. Revisar a menudo cómo vas en la ruta marcada.
  8. Investigar y provocar feedback de lo que estás haciendo con personas del mismo y/ o distinto sector.
  9. Si hay que cambiar parte de las estrategias, hacerlas lo antes posible; al final no importa tanto el medio, sino el hecho de alcanzar la Meta.
  10. Actuar de buena Fe ante la sociedad, porque te ayudará a alcanzarlo antes, al igual que mantenerlo.
  11. Compartir una parte de la Meta en un fin social concreto.

 

“UN TEMA QUE DEBES CULTIVAR ES TU CAPACIDAD DE SABER QUÉ ES LO QUE QUIERES CON TOTAL CLARIDAD Y ENFOCARTE EN ELLO TODO EL TIEMPO HASTA LOGRARLO”

Compartir post

Publicado por : lara

0 Comentario

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.